Diseño páginas web Madrid, Marketing Online y Diseño gráfico - Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 info@ideaweb.es

Conseguir un trabajo puede ser un poco complicado si no podemos demostrar nuestras capacidades profesionales. Para poder acceder a un nuevo empleo (ya sea freelance o en relación de dependencia), debes mostrar cómo trabajas. En muchas ofertas laborales, ver tu trabajo es un requisito obligatorio. Es por esto que debes pensar en tener tu propio portfolio profesional.

Como quizás descifraste, un portfolio es documento que sirve para presentarte. En este se pueden encontrar algunas cosas que también se encuentran en un curriculum vitae, como datos personales, formación educativa y experiencia. Pero, la principal característica es que incluye muestras de tu trabajo. Esto ayuda a demostrar aquellas aptitudes y habilidades que colocamos en nuestro C.V.

Una buena forma para potenciar tu portfolio es que sea dinámico. Es decir, adaptarlo para que incluya trabajos relacionados con la oferta laboral a la que seas postularte. Esta es la mejor forma de que la persona que vaya a contratarte, pueda visualizar todas tus capacidades.

El portfolio puede ser en formato papel o en digital. Es verdad que el formato papel tiende a ser más tradicional. Dependiendo del empleo es la conveniencia de poseerlo o no. Sin embargo, tener un portfolio digital es fundamental para aquellas personas que desean desarrollarse con trabajos freelance o relacionados con el rubro de la tecnología.

Las ventajas que posee tener un portfolio en formato digital son muchas: puedes enviarlo sin demoras dado que es fácil compartirlo, posee toda la información y puedes adaptarlo fácilmente, perdura en el tiempo (salvo que no desees mantenerlo) y suele tener un costo bastante bajo.

Si ya estás convencido de que debes tener tu propio portfolio pero estás un poco perdido, no te preocupes. Ahora vamos a contarte cómo debes hacer para potenciar tu perfil profesional y obtener los mejores trabajos a través de tu portfolio.

 

Consigue un dominio

Ten cuidado. En esta parte no debes ponerte creativo con los nombres. Si tuvieses que elegir el dominio para un emprendimiento o algo similar, quizás si te volverías un poco loco. Conseguir un nombre atractivo y que el dominio esté disponible es un poco complicado.

Sin embargo, en este caso no debes preocuparte por esas cosas. Como es un dominio para un portfolio personal, no hace falta que pienses muchas formas de nombrarlo. Sólo debes comprar aquel que haga referencia a tu nombre.

Lo que sí deberías considerar es el precio a la hora de adquirir un dominio. Dado que es algo que mantendrás en el tiempo y que presentarás a personas para que te contraten.

 

Encontrar el hosting ideal

Para resumir, un hosting es el lugar en el que se aloja tu portfolio para que toda aquella persona a la que se lo compartas pueda acceder sin inconvenientes.

Hay mucha oferta en internet, es por esto que los precios suelen ser accesibles para todos. Lo malo de que haya tantos es que es difícil encontrar el adecuado para cada uno.

Hay ciertos factores que puedes considerar para saber cuál se adapta a tus necesidades. Primero el ancho de banda, este determina la cantidad de datos que se transfieren en un determinado período. También debes preocuparte por las opiniones del servidor. Dado que del hosting depende que tu portfolio funcione, debes asegurarte que sea uno bueno. Luego, verifica la mejor relación precio-calidad. Recuerda que será algo que esté disponible por mucho tiempo, por lo que debes estar seguro de que puedes pagarlo.

 

Selecciona la plataforma ideal y personalízala

Hay muchas plataformas web gratuitas y accesibles en las que puedes desarrollar tu portfolio. Quizás una de las más renombradas sea Wordpress. Lo mejor que tiene Wordpress es que su uso es muy sencillo. Es una plataforma muy amigable con los usuarios, sobre todo con aquellos que no han utilizado nunca herramientas similares.

En esta plataforma, tienes múltiples posibilidades de diseño y personalización a través de plugins. Con estas extensiones puedes personalizar el sitio para potenciar tu trabajo, mostrándolo de la mejor forma posible.

 

 

Añade alguna forma de contacto

Esto puede hacerse de dos formas. Puedes agregar tu información de contacto (como tu e-mail, número de teléfono, redes sociales, etc.) o puedes anexar un formulario para que aquellas personas que estén interesadas lo completen.

Esto puede sonar complicado, pero no lo es. Para agregar un formulario debes seleccionar cuál es el plugin que se adapta mejor (sí, el formulario también puede colocarse a través de un plugin) e instalarlo en tu portfolio.

 

Tómalo como si fuera un proyecto

Recuerda que esta será tu carta de presentación a nuevas oportunidades laborales. Debes tomarlo como un proyecto que tienes que desarrollar. Como si tu mismo fueras tú clientes.

Ponte plazos de publicación y actualización, haz una planificación y elabora la estrategia que quieres seguir para que puedas mostrar todas tus capacidades.

Si deseas crecer profesionalmente, debes mostrar al mundo (y a las personas con las que quieres trabajar) cuáles son tus capacidades y todo lo que puedes hacer. Haz tu propio portfolio profesional y empieza a potenciar tu carrera todo lo que puedas.

Pin It on Pinterest