Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 - Creando paginas web desde 2001 - Diseño web, Diseño gráfico, SEO y SEM info@ideaweb.es

Desde hace nada, tener una página web y por un poco más de esfuerzo una tienda online, ya no es una alternativa, sino una imperiosa necesidad para no perder comba en el mercado supercompetitivo del siglo XXI.

El comercio electrónico se hace imprescindible en casi todos los sectores de actividad, pero en algunos hay que plantearse a la voz de ya, sin demora alguna ni pretextos infantiles, una tienda en línea porque la situación lo demanda con urgencia. Es el caso de las farmacias: nadie en su sano juicio abre un establecimiento de estas peculiares características sin proponerse una solución eficaz de venta online o como mínimo una web corporativa que ayude a fidelizar clientes.

En las páginas que siguen, os hablamos sobre la manera más conveniente de diseñar una web de farmacia o una tienda online para farmacias.

 

Créditos a la vista.

Es necesario que quede claro que los propietarios de la farmacia están habilitados para ser titulares legítimos y legales de una farmacia. Todas las licencias y certificaciones han de estar a la vista: los datos podrían ser cotejados ante los organismos públicos que velen por estos asuntos. La web debe habilitar un buscador de medicamentos y servicios por síntomas, ofreciendo una información rigurosa de cada especialidad, para qué dolencias está indicado y cuáles son sus efectos secundarios. Es preciso asimismo si se venden sin o con receta firmada por un facultativo médico debidamente colegiado.

 

Comentarios de los clientes.

Es muy apropiado abrir un espacio para comentarios, sugerencias y dudas de los consumidores o potenciales clientes, no censurando las participaciones espontáneas que contengan opiniones negativas o críticas con la farmacia o algún servicio o producto en concreto. El debate sereno y ponderado se agradece y fomenta el diálogo sincero entre la farmacia y sus clientes.

 

Privacidad y seguridad.

Una tienda online de farmacia debe elegir con especial tacto un modo de pago en línea que ofrezca toda la privacidad del mundo al cliente, así como una seguridad total a la transacción comercial. En este sentido, será necesario comparar diferentes sistemas hasta dar con el adecuado. Debe ser una pasarela rápida que no demande demasiados datos de carácter privado. Ello infundirá confianza al consumidor y volverá a repetir la experiencia de compra.

 

Vender bien y posvender mejor.

Una vez se haya cerrado en firme el pedido de un médicamento, resulta necesario e imprescindible hacer un seguimiento del mismo hasta que llegue felizmente a destino. Y cuando haya llegado es muy conveniente pulsar la opinión del cliente, por ejemplo, a través de chats online. Un servicio o departamento posventa eficientes fideliza clientes y obtiene datos muy interesantes para realizar campañas de marketing en todo momento.

 

Empieza ya y aprende online.

La mejor recomendación es empezar ahora mismo a dar los primeros pasos en el mundo del comercio electrónico. No hace falta que tengas una idea genial, rotunda y cerrada para abrir una tienda en línea. Con unas ideas fundamentales y un esquema coherente puedes lanzarte a la aventura de una oficina de farmacia online. Aprenderás con la práctica cotidiana e irás ajustando el diseño a las necesidades que te demande el mercado. Eso sí, sería buen argumento para dar el pistoletazo de salida al proyecto que tuvieras de inicio algunas ideas básicas de posicionamiento SEO en Google y otros motores de búsqueda. Ves metiendo contenidos de calidad a sorbos pequeños, ganarás SEO poco a poco. Conseguir todo de golpe no es lo habitual: hay que trabajar mucho para alcanzar resultados óptimos.

 

Medio mundo elige WordPress.

Es la hora de elegir una plataforma con la que comenzar a diseñar la tienda online para una farmacia. Hay muchas opciones: Drupal, Wix, Joomla, Squarespace… y WordPress. En esta plataforma de gestión de contenidos, gratuita o premium, operan la mitad de los negocios de la sociedad global de nuestros días mediante webs comerciales o corporativas o tiendas online con sus plugin WooCommerce. WordPress es de código libre, existen tutoriales a montones y tiene complementos y extensiones para todos los gustos y aplicaciones imaginables.

 

Dominio y alojamiento.

Debes pensar en tu dominio o nombre de la página web (mifarmaciamasquebonita.es, lafarmaciamaschula.com…). Una vez te hayas decantado por uno, has de registrarlo comprobando antes que alguien no sea propietario legal de la denominación elegida. Acto seguido búscate un hosting donde alojar tu web y tienda online. Allí se almacenarán tus contenidos con seguridad absoluta. Los hay más o menos económicos en función de muchas variables, la más importante al principio el tráfico de visitantes previsto a tu website. Tranquilo, puedes cambiar de hosting tantas veces como quieras. Si no eres ducho en la materia, que te asesore un profesional del marketing y el diseño web. Te dejamos algunas sugerencias: Webempresa, DinaHosting, Siteground

 

Instalando WordPress para tu web.

Todos los hostings admiten crear webs con WordPress. No debes saber ni CCS ni lenguaje HTML. Así de fácil y sencillo. En un solo clic. Todo muy intuitivo y dinámico. Mete los datos de pago del hosting e introduce después el nombre de tu dominio. Configura la opción de máxima privacidad para evitar el molesto spam. Apunta en tu memoria el usuario y contraseña de WordPress. Vete al menú de opciones y empieza a crear a tu libre albedrío. Tienes pestañas para todo: crear páginas o posts, personalizaciones, idiomas, colores, tipografías, añadir tu logotipo, etc.

 

Tu tienda virtual WooCommerce.

Tu web está ya más o menos perfilada. Ahora debes agregar un plugin de WordPress, WooCommerce, para empezar con la venta online. Es sencillísimo, vas al botón de añadir plugins (complementos, extensiones), buscas y eliges el que necesites, y ya está en funcionamiento. Dentro de WooCommerce tienes muchas alternativas: productos, servicios, precios, stock en almacén…

 

Temas originales que personalicen tu negocio.

Es el momento de introducir tus productos con una breve descripción. Pero seguro que te dices, ¡qué soso queda! Llevarás razón. Hay una pestaña mágica donde pone Tema y/o Apariencia. Pulsa y eliges tu estilo entre plantillas muy muy pero que muy diferentes. Juega con distintas estéticas hasta dar con la tuya. ¿Ya? ¡Qué elegante, tiene un estilo inconfundible! La plantilla prediseñada te permitirá redactar el título, encabezados, agregar tu logo y elegir entre una paleta de colores y tipografías más que abundante. También puedes configurar banners de publicidad.

Muchos pocos o pocos muchos

¿En serio quieres una tienda online con miles de referencias que te consuma el tiempo que tienes? ¿Estás dispuesta, dispuesto o dispueste a contratar incluso a alguien debido a tu falta de tiempo para gestionar todos los pedidos/productos/envíos? Quizá te interese empezar por ese 20% de productos que te genera el 80% de ganancias, una buena elección de los productos que tienes a la venta te hará ganar y ganar.

Cuidado con la descripción de los productos, te llevará tiempo, pero has de ser original y único, vende tu producto bien con unos buenos textos que trabajes, o que te lo haga un profesional del copywriting, pero si copias y pegas lo de otros puedes ser penalizado por Google y lo que es peor los clientes se darán cuenta de que eres uno más…

 

Un poquito de SEO nunca viene mal

No te olvides del Seo es un aspecto que tendrás que cuidar muy mucho en tu web de farmacia, un buen SEO garantiza mayores ventas, todo lo que inviertas en esto te tiene que generar inversión si o si, par empezar el mejor plugin actualmente para hacer SEO con tu web WordPress es Rank math, sencillo fácil de usar y muy completo, te hace el trabajo de 10 plugins o más en uno solo.

 

Y ahora cinco consejos rápidos como despedida:

  1. Limita la venta de productos sin receta médica de cada cliente. De esta manera, evitas acaparamientos sospechosos y posibles efectos secundarios por acumulación nocivos para la salud en cantidades excesivas.
  2. El medicamento que precise receta médica solo podrá ser expedido físicamente en la misma farmacia.
  3. Usa Google Analytics para conocer el número de vistas a tu web y tienda virtual y el itinerario que realiza cada visitante.
  4. Diseña tu tienda online y website para que sean compatibles con tablets y teléfonos móviles.
  5. Ten personalidad propia. Lo ideal sería un dominio con tu nombre y apellidos y un logotipo de calidad como símbolo irrepetible de tu farmacia.

 

Quedan muy pocas farmacias sin tienda online. ¿A qué estás esperando? Ven a ideaWeb. Somos especialistas en diseño web y marketing digital.