Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 - Creando paginas web desde 2001 - Diseño web, Diseño gráfico, SEO y SEM info@ideaweb.es

El SEO cada día es mas complicado, por ello cometer errores en posicionamiento SEO, ya sea por desconocimiento, mala aplicación u obsolescencia, no es algo descabellado y está en el dia a día en cualquiera de nuestras páginas web, aunque seamos profesionales, el SEo es un consumidor de tiempo importante, un tiempo que en el caso de querer gestionar una web que esté bien actualizada debemos repartir entre cada dia más tareas.

El planeta marketing digital no sería nadie sin su Sol SEO, aunque siguiendo el símil, la luna podrían ser las tendencias y el contenido el mar que es atraído por ellas.  Cuidando con esmero e inteligencia SEO tu página web subirá a lugares de honor en los principales motores de búsqueda y tu web conquistará la atención y el amor de más visitantes que pueden convertirse con el tiempo en fieles clientes.

Para conseguir un SEO extraordinario hay que tener en cuenta muchas variables importantes. La excelencia de los contenidos. Que el hosting sea de  buena reputación. Que las keywords estén bien pensadas. Las imágenes, mucho mejor originales, de calidad y con el peso adecuado para no ralentizar la carga de tu web o blog. Que los enlaces externos e internos funcionen con velocidad y de manera dinámica. Y que tu memoria no olvide las etiquetas correspondientes al slug (ya sabes, el nombre que va después del dominio de alojamiento), la metadescripción y un título llamativo que despierte el interés de los internautas.

Existen herramientas en el mercado que te pueden ayudar en esta crucial tarea de realizar un SEO convincente: Ahrefs, Yoast, Google Search Console, DinoRANK, Screaming Frog…

Keywords inapropiadas

  • Una equivocación habitual es la elección de palabras-clave no significativas para tu web. Debes ser empático y ponerte en el lugar de un potencial  anónimo que buscara contenidos similares a los servicios que ofertas como profesional o a los artículos que vendes en tu comercio u online. En definitiva, has de transformarte en cliente de ti mismo, de tu propia website. Si no aciertas con tus keywords, los motores de búsqueda pasarán de ti al no reconocer contenidos de máximo interés susceptibles de recibir visitas.
  • Pasarte de rosca es otro error común. El exceso de palabras clave sin ton ni son suele ser interpretado por Google como presunto spam. Así pues ni por defecto no por demasía es bueno abusar de las keywords.

 

Contenidos ni fu ni fa

Si los contenidos son mediocres o intrascendentes tu página web corre el peligro de quedarse en el limbo, allí donde las medianías forman parte de la masa indiferenciada. Piensa antes de escribir: los textos deben ser claros, concisos, con exposiciones fáciles de seguir y argumentos convincentes sin llegar a la categoría de polémicos, en suma, que vayan directos al grano sin rodeos laberínticos.

Además considera el utilizar palabras clave relacionadas entre sí y con el sector de actividad al que perteneces. Keywords que formen parta del léxico cotidiano de tus clientes potenciales (target).

Omitir etiquetas fundamentales

Nos referimos a las metadescriciones, el título y las imágenes.

Las keywords que resuman esas variables deben estar coherentemente relacionadas con los contenidos, aportando un contexto que fortalezca la primacía de tu web en las búsquedas de los internautas.

También deberás atender con mimo a los pies de foto (o de cualquier imagen, gráfico o audiovisual). Lo suyo es que sean breves y altamente informativos en pocas palabras.

No abuses de los links

Un buen equilibrio y de calidad de enlaces externos e internos es lo ideal. Todo enlace deber ser significativo y aportar valor añadido a tu web o blog. Una retahíla exhaustiva e interminable de enlaces agota a los visitantes sobre todo en una tienda online, mídelos con cuidado y maneja el flujo de los usuarios, ese embudo de ventas que debes calcular en tu página web o tienda online. No incurras en el error tan extendido de poner enlaces de todo y para todo, parecerás una tienda de barrio de ultramarinos no especializada en nada: solo en ofrecerlo todo aunque sea de ínfima calidad.

Piensa igualmente que los bots de los motores de búsqueda escanean a lo bestia los contenidos de internet y que cuando “ven” enlaces superfluos los catalogan de inmediato como spam. Evita este error casi de principiante.

Not thinking mobile? 

¿No has previsto app o interfaz para teléfonos móviles? Esa es una equivocación mayúscula. Ahora mismo, y va in crescendo, la mitad de lo que sucede virtualmente ocurre en tu móvil, en el mío, en el de ella… Casi huelga decirlo pero otro factor indispensable es la velocidad de tu web y de la app para móviles: más de 3 segundos de espera ya entra en el universo de la lentitud exasperante. Un diseño web SEO que no contemple una optimización de la velocidad incurrirá en un fallo especialmente censurable.

Big data y Google Analytics

Son herramientas imprescindibles para hacer un seguimiento de la estrategia SEO que hayas adoptado. Cada dato perdido en la nube de tu ignorancia puede repercutir en la subsanación de errores muy graves de tu web. Has de conocer que una web, como tal, nunca está totalmente terminada. El mundo de internet está cambiando cada nanosegundo: adaptarte a la realidad y estar a la última exigirá de ti hacer acopio de datos de rastreo de tus visitantes y clientes y de la competencia actualizados, como mínimo, cada día o cada semana, según sea tu sector de actividad. Una estrategia SEO audaz necesita alimentación continuada de calidad para realizar buenos análisis y proponer soluciones adecuadas a los objetivos que te has marcado para tu web, blog o empresa.

SEO es y no es…

Detrás del concepto SEO existen cantidad de bulos y mitos que se han expandido como una mancha de aceite exponencial. No te dejes llevar por todo lo que lees y cuidado con intentar aplicar todo sin sentido ni criterio, atropellar la web de «trucos» y aplicar todo loq ue lles de forma apretada y sin criterio puede resultar un error. En SEO a veces hay que tomar decisiones y esas decisiones dependen de muchos factores que no siempre conoces como «no profesional», asi que revisa bien lo que aplicas en SEO y como lo haces.

 

Se oye por ahí:

  1. SEO es algo relacionado con los links. SEO suena a páginas de inicio. SEO solo es añadir palabras-clave. Pues ni sí ni no, seamos más precisos, por favor: SEO se ocupa de la semántica y significado de las palabras; debe satisfacer y optimizar la experiencia del usuario; ha de adivinar pensamientos a través de la empatía y el análisis concienzudo de las características propias y singulares de cada público objetivo.
  2. Tampoco es para tanto eso de las palabras-clave. Los errores más comunes con las keywords: tirarse al monte con palabras-clave basadas en ocurrencias presuntamente brillantes o prejuicios o lugares comunes de tu ambiente familiar, cultural o geográfico; decantarse por keywords que expresen conceptos tan generales que no digan nada expresivo u original o particular de ti, tu web y tu producto o servicio. Piensa en positivo y eludirás tales fallos. Las keywords deben ser atractivas y concretas. Han de conectar con el contexto y resumir el contenido. Debes usar con moderación y de forma significativa las cursivas y las negritas.
  3. No publiques contenidos para echarse a llorar. No seas ultra fan del copiar y pegar. No des cabida en tu blog o web a fake news o informaciones basura o triviales. No obvies citar las fuentes de procedencia. Por el contrario, trabaja tu web con textos creativos y/o de tu propiedad intelectual. Usa bellas imágenes. Y gana reputación positiva mencionando las fuentes de que te has valido para inspirarte y elaborar tus contenidos. Evita asimismo textos o temas repetidos que suelen ser penalizados por los motores de búsqueda como redundancias excluyentes.
  4. No te rompas la cabeza demasiado con el engorroso titular. ¡Acaba cuanto antes tu web y hala a trabajar a tope! Craso error. Un buen título ha de reunir tres virtudes irrenunciables: ser original, tener una elevada capacidad de seducción y apelar a lo concreto. Y otro aspecto que no debes echar en saco roto: adopta para la metadescripción la forma de pregunta. En el fondo, ese el modo más natural y mayoritario que todos empleamos para buscar en internet algo de nuestro interés o para resolver dudas: ¿qué es X?, ¿dónde Y?, ¿quién estaba en Z?
  5. La táctica más acertada es que cada cual vaya a lo suyo y vele por sí mismo. No, tajantemente no. Tu política en internet no debe bajo ningún concepto predicar el aislacionismo solipsista y egoísta. Cuantos más amigos de verdad mejor que mejor. Cuida la amistad sinceramente. Los backlinks o menciones en otras webs que hablan bien de ti e incluyen un enlace a tu website son bendiciones extraordinarias para tu buena reputación. Intenta responder con idéntica moneda a esos amigos virtuales.
  6. Cualquier alojamiento vale lo mismo. Esa afirmación es un poco atrevida. Los expertos cum laude en SEO aseguran que un Domain o Page Authority, esto es, de pago, añade prestigio, seguridad y confianza a una página web. Debes valorar y sopesar los pros y los contras de esta decisión pensando en lo mejor para tu empresa o servicio profesional.
  7. En internet la frase hecha de mejor a fuego lento no es apropiada. No y mil veces no. Descártala desde el principio. Si tu web carga con parsimonia, los visitantes huirán a la competencia.
  8. Paso de app para teléfonos móviles. Haces muy mal. Google está trabajando en un proyecto muy especial denominado AMP (Acelerated Mobile Pages) que puntuará a favor de las webs con app incorporada para conexión a móviles. Deja en la cuneta tu actitud pasota. Ganarás mucho.
  9. ¡Qué rollo estar dando vueltas y más vueltas a mi web! ¡Estoy mareado de tantísima actualización! Asume el mundo en el que vives: debes estar plenamente informado de cualquier innovación o tendencia de índole comercial o tecnológica. Y, por supuesto, testar tu web para que todo vaya a las mil maravillas; los enlaces rotos afean tu imagen un montón.
  10. Con lo que tengo me voy apañando. Quedé harto de tantas recomendaciones y sugerencias para cuidar mi web como si fuera un tesoro de valor incalculable. Sé paciente. Tanto esfuerzo para tener una web atractiva y luego olvidarte de ella es el peor negocio que puedes realizar. Mira, apunta, estas sencillas herramientas te ayudarán más que mucho para las labores de mantenimiento de tu website: Google Search Console (rendimiento interno del tu sitio web o blog) y Google Analytics (visitantes y target).

 

Dicho a lo erudito, errare humanum est. En efecto, errar es humano, pero intenta no repetir los fallos más comunes en diseño de estrategias SEO. Esperamos que este artículo te sirva para evitar algunos tropezones fáciles de evitar. Pero siempre si quieres optimizar tu web, hacer SEO OnPage o mantenimiento web para tu página de empresa, proyecto, tienda online o personal no dudes en contactarnos y te ayudamos con tu proyecto y nuestra experiencia para mejorarlo todo y vender mucho mas.

error: ¡¡ No copies, sé original !!