Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 - Creando paginas web desde 2001 - Diseño web, Diseño gráfico, SEO y SEM info@ideaweb.es

Si estás pensando en diseñar una pagina web te vamos a dar unos consejos e ideas interesantes… el diseño de una página web hoy en día no es sencillo atrás quedaron los días de las web estáticas, del posicionamiento que duraba años… Aunque hay multitud de herramientas nuevas y aplicaciones que permiten hacer las cosas sencillas el tema del diseño web se está complicando a pasos agigantados.

Unos dicen que sin ser diseñador web o informático, se puede hacer una web, y otros creen que es una utopía, vamos a aclarar algunas cosas y darte consejillos o tips de diseño web que te interesarán. Si quieres hacer tu propia web por nosotros todo correcto, adelante, pero te aconsejamos que tengas cuidado, un mal diseño o un error de comunicación ha arruinado en la historia empresas grandes, así que imagina que puede hacer con las nuestras que son pequeñas.

Trabajar por tu cuenta es duro. Nos hacemos cargo de ello. Te marcas tus propios horarios, pero nunca sabes la hora de salida exacta. Vender, contratar, facturar, impuestos por aquí y por allá. La lucha diaria de un autónomo o una pyme es un viacrucis donde los obstáculos crecen sin cesar. Hemos venido para ayudarte.

Si estás pensando en diseñar una buena web o una tienda online, pon oído a lo que te vamos a decir. Te interesa. Y mucho. Recuerda revisar nuestro blog, este lugar donde te ayudamos con docenas de consejos, artículos, tutoriales, solución de problemas, si te vas a embarcar que sea con unos buenos «amigos» al lado, así que ten presente nuestro blog que hay mucho de diseño web.

Te lo diremos en pocas palabras porque sabemos que no tienes tiempo para nada. Y si tienes dudas, contacta con nosotros, ideaWeb, es muy fácil de retener en la memoria. Pero por otra parte si tienes tiempo, tienes un tesoro, así que tu verás en que lo inviertes, es tu decisión, vamos a ver si diseñar una página web para no diseñadores web es una utopía o una realidad.

 

¿Para qué necesito yo una web?

Muchos profesionales autónomos e independientes padecen lo que los psicólogos llaman visión de túnel. Son tantos los problemas a los que se enfrentan a diario y las escasas soluciones que otean en el horizonte que su actividad cotidiana solo la sienten bajo esas premisas de urgencia absoluta, solo ven el día a día.

Date un respiro sufrido trabajador autónomo. Somos empáticos contigo. De verdad, una web puede facilitarte las cosas mucho y abrir tu negocio a nuevas metas.

  1. Todo el mundo está en internet y el que no está es un don nadie. Es la cruda realidad. Tú lo estás viendo cada día pero aún te resistes a ello. Los autónomos que tienen una página web en condiciones funcionan mejor y son más valorados por el mercado.
    Facturan más gastando menos
    . Piénsalo con pausa; una web es un comercial que ofrece tus servicios, sin el sueldo que tendrías que pagar a un comercial y siempre dispuesto a trabajar. Ojo, no es un sustituto de un comercial, sí es un complemento inmejorable, una nueva herramienta de ventas.
  2. Tu imagen pública ganará un montón. Las tarjetas de visita, las llamadas telefónicas, las referencias de clientes anteriores y el boca a boca siguen siendo métodos aceptables de conseguir más gente interesada en tus servicios profesionales o catálogo de productos. Pero cada día que pasa, estos sistemas antiguos de captación son menos utilizados. Es lógico. Lo moderno exige imágenes virtuales potentes, una web atractiva que venda por ti.
  3. ¿Cuánto te gastas en marketing, promociones y publicidad? Ya sé que es una partida que, como tal, no contemplas en tu sencilla contabilidad. Si lo hicieras pormenorizadamente verías que te dejas un pico mensual muy apreciable en visitar potenciales clientes, hacer presupuestos a la baja que terminan en la basura, realizar llamadas a la desesperada, un folleto a buzonear por ti mismo a pie… Tiempo y dinero, tiempo que pierdes y dinero que tiras. En internet, la publicidad online es muchísimo más económica y su impacto publicitario bastante mayor.
  4. Tampoco te olvides de las redes sociales. Hoy es un escaparate envidiable para dar a conocerte a un target al que nunca habías soñado llegar. Los datos y las estadísticas están ahí para corroborar lo que te decimos. pero cidado, utliza las redes sociales a tu favor, no seas un esclavo de ellas. un buen profesional o consultor web te asesoraria sobe como usarlas en tu beneficio. Nosotros enseñamos a nuestros clientes como generar beneficio para ellos no para las grandes redes como Facebook o Twitter.

 

Crearte un yo digital no es fácil. Toda identidad nueva requiere invertir en ella marcándose unas metas mínimas. El diseño de una web se puede abordar como una tarjeta de visita sin mayores pretensiones agregadas, o en cambio, como una vía preferente para decir al mundo aquí estoy yo, yo soy yo y esto es lo que hago o vendo.

La primera opción no merece demasiados comentarios, se trata de abrir un ventanuco sin más a tu trabajo cotidiano, una web senclla, que probablemente no te reportará ninguna ganancia ni venta. Eso aún no es una auténtica identidad cibernética, virtual o digital. Llámalo equis, lo mismo da. Tu mente todavía reside en el mundo analógico de los relojes de arena, los que tienen una buena web saben lo que te ayuda a vender y el retorno de inversión que aporta a tu negocio, esto va así, cuanto mas inviertes mas ganas, es una ley del mercado.

Si no lo sabías hay empresarios y personas con negocios muy lucrativos porque han invertido en su web y, porque no decirlo, como tu no lo estás haciendo, ellos se llevan el pastel de tu sector, tu sigues con los dinosaurios.

Caso contrario es la alternativa web con ambiciones de transformación en una herramienta fundamental de tu quehacer profesional cotidiano. Ahí ya comienza un cambio sustancial en tu modo de aceptar y encarar la verdadera realidad de mercado. Ahora es cuando vas a por los clientes, los informas y ayudas, vendes y haces que tu inversión vuelva con creces, centrarse en un buen proyecto web es esencial.

 

Una web hecha por ti.

Una cosa que debes saber es que una web anodina que no destaque por nada, un sitio que ni fu ni fa, sería una mala inversión, tan mala como no hacer nada de nada. Piensa en una web que atraiga visitantes, que su tráfico aumente paulatinamente. Los expertos estiman que de cada mil visitas que recibas unas 50 contactarán contigo (email, formularios, telefónicamente, in situ) para solicitar información extra, resolver dudas, pedirte presupuestos o realizar algún comentario de cualquier clase.

Por tanto, tus objetivos deben estar muy claros: diseñar una web que resulte altamente atractiva para los navegantes de internet.

Ya estás convencido de las bondades de tener una web propia. Y piensas en los gastos. Te abrumas. Y con razón. La primera solución que se te viene a la cabeza es más que lógica: te dices, lo hago yo mismo. Como pintar la habitación de los pequeños y otras pequeñas chapuzas caseras. Todo lo hemos hecho alguna vez, con resultados… para todos los gustos.

En esta fase de tu protoproyecto debes medir tus fuerzas con sinceridad absoluta y hacerte directamente algunas preguntas muy básicas.

  • ¿Tienes conocimientos suficientes de ofimática?
  • ¿Cuántas horas y días emplearás en el proyecto?
  • ¿Podrás atender como es debido tu negocio y liberar tiempo para diseñar la tan ansiada web?

 

Hacer una web «a saco».

Una web a palo seco no es casi nada. El plan debe contemplar dos aspectos indispensables como mínimo: una estrategia de marketing online asistida por posicionamiento SEO en Google y otros motores de búsqueda y hallar una plataforma hosting para alojar tu página web.

Por favor, pon el cronómetro y la calculadora a funcionar simultáneamente. Es para echar cuentas científicamente.

Apunta en tu agenda: estudiar tutoriales a fondo, refrescar o aprender desde cero técnicas de programación, pensar en el diseño web propiamente dicho (aspecto estético, links externos, formas de pago, enlaces internos, formularios, catálogo, colores, tipografías, etc.), elaborar estrategias de marketing en paralelo para que no te pille el toro, analizar con datos contrastados a los principales competidores… Suma y sigue.

¿Agotado? Pues aún te falta dominar Google Analytics y ser un experto en redes sociales. Ten en cuenta también el saludable mantenimiento de tu flamante web (en teoría) y las actualizaciones de rigor. ¿Mucho tiempo, no? Cansa solo el pensar las innumerables tareas que te quedan por delante. Ufff!!!! Para la calculadora y el cronómetro. ¡Ya!

Los entendidos dicen al respecto lo siguiente:

  • Hacer una web deprisa y corriendo puede consumir una semana y costar en tiempo empleado y dinero no percibido alrededor de 500 euros.
  • Realizar una web al trote, ni bien ni mal sino todo lo contrario, puede suponer un coste aproximado de 1.000 euros y una quincena de tu vida.
  • Y diseñar en un largo mes una web moderadamente ok o medianamente para salir del paso lo mejor posible podría acarrear unas pérdidas estimadas en 2.000 euros.

Y mucho ojo la experiencia nos enseña que la inmensa mayoría de autodidactas autónomos metidos a diseñadores de su propia web abnadona el proyecto a medio hacer con una cara de frustración colosal. Da miedo verlos, de verdad. La misma pena penita pena que da observar esos chalets dejados a media construcción en épocas de crisis. Dinero tirado y tiempo perdido. Lamentablemente es así.

 

La mejor opción para hacer tu web.

La otra alternativa viable es contratar externamente aseoramiento profesional para acometer tu proyecto de diseñar la mejor web al alacande de tu mano y de tu bolsillo.

Los pasos preliminares a considerar serían:

  • Buscar un diseñador web con prestigio, con amplia experiencia y con trabajos que puedas ver por tí mismo.
  • Preparar a conciencia un book sobre los servicos que ofreces o los productos que vendes.
  • Definir objetivos a corto, medio y largo plazo avalado por análisis al detalle de tu sector de actividad (competencia directa en el barrio, localidad, distrito o ciudad), así como fortalezas y debilidades comerciales propias.
  • Evaluar con rigor cada capítulo de gastos para obtener una inversión total en función de tus capacidades financieras reales.
  • Más allá de prejuicios y habladurías, todo te costará la mitad de lo que ahora mismo estás pensando. Pide presupuesto ahora y te convencerás de ello a primera vista.

 

Diseñar una web como un profesional web.

Tú quieres resultados tangibles, contantes y sonantes, por decirlo de forma simple, gráfica y auditiva. Tus expectativas no admiten el fracaso. Sin embargo, una web no es la panacea para todos tus males o carencias. Ahora has de pensar en usar la web de la mejor manera posible. ¿Cómo? A ello vamos que tienes tarea, por si te aburrías:

  1. No hagas publicidad spam masiva que incida negativamente en tu reputación online.
  2. Elabora contenidos de altísima calidad. Un buen contenido atrerá a lectores interesados en tu sector, eso siempre, siempre trae beneficios, en seo, en personas interesadas que se convertirán en clientes, etc.
  3. Piensa en las palabras-clave o keywords fundamentales de tu sector de negocio, es decir, lo que buscan tus potenciales clientes por internet.
  4. Mantente activo y comparte tu web en las principales redes sociales. Pero úsalas tu a ellas, no dejes que sea al contrario.
  5. Genera leads y contactos útiles, de esta forma te harás con una base de datos muy útil para futuras campañas de publicidad y marketing. Te permitirá conocer a tu target más en profundidad.
  6. Una buena web es una experiencia eminentemente visual e interactiva. Busca las mejores imágenes de tu empresa, de tu marca, de tu local, de tus productos, de ti mismo. Las imágenes comunican y mucho, así que pásalas por photoshop para que queden guapas y bájalas el «peso» para internet, si pesan demasiado Google te penalizará y la web cargará muy lenta.
  7. Inserta un blog con informaciones relevantes relacionadas con tu profesión o sector de actividad. Mantenlo actualizado, es la mejor manera de que tu web se vea actualizada y moerna, que n parezca una web abandonada.
  8. Regístrate en directorios profesionales y enlázalos con tu web. Mantente constantemente a la búsqueda de nuevos enlaces para posicionarla, cuantos mas enlaces a tu web Google la tratará mejor. Si aportas contenido de valor te enlazarán.
  9. Participa en foros de opinión vinculados a tu sector comercial u oficio. Difunde tu web por todas partes eso te beneficiará.
  10. Ábrete cuenta en LinkedIn. Establecerás un estrecho y amistoso contacto con otros colegas lo que te permitirá estar al tanto de tendencias muy interesantes para tu labor cotidiana y tus estrategias de marketing online.
  11. Deja espacio en tu web para comentarios de clientes, usuarios o consumidores en general y potenciales clientes. mantener los cometarios positivos de los clientes es una práctica que te aportará mas negoio, las opiniones de clientes son importantes para los clientes que dudan.
  12. Deberás reservar un apartado destacado para referencias que incluya marcas o compañías para las que has trabajado histórica y recientemente así como opiniones de clientes satisfechos con tu profesionalidad demostrada en la realización de sus encargos.
  13. Define pocos objetivos o metas pero de una forma sencilla y clara. Pero has de ser constante, internet no para, la ocmpetencia es agresiva y no descansa, si te van ocupando loslugares privilegiados de tu sector ellos se quedarán con todo el volumen de negocio y los clientes.
  14. Invierte teniendo en mente la rentabilidad obtenida por cada acción implementada. Las cifras demasiado globales ocultan información detallada de la máxima importancia. Pero sobre todo no dudes en invertir lo que haga falta, con cabeza, claro. Que te traiga retorno de inversión.
  15. Si lo necesitas, no tienes tiempo o no sabes ni te interesa, confia en diseñadores web especialistas en diseño web autónomos y pymes. Revisa sus trabajos y las opiniones de sus clientes. Huye de promociones todo a 100 o todo a 1 euro, solo se puede hacer basura por esos precios tan bajos, perjudicarán a tu negocio.

 

Si quieres un diseño web para ya, en ideaWeb nos ponemos inmediatamente a tu disposición, valoramos tu proyecto y lo resolvemos eficientemente. Si tienes dudas, en ideaWeb te las resolvemos personalmente. ¿Para más delante mejor? Estupendo, en ideaWeb somos diseñadores web desde hace 20 años, así que aquí estaremos, nosotros no desaparecemos como otros.

error: ¡¡ No copies, sé original !!