Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 - Creando paginas web desde 2001 - Diseño web, Diseño gráfico, SEO y SEM info@ideaweb.es

El turismo es un sector en permanente cambio. Se reinventa cada día. Nuevas maneras de contratacion, de viajar, de pernoctar, de compartir… Todo se transforma de una temporada para otra. Las agencias de viaje viven al filo de la navaja, debiendo hacer frente a una competencia feroz y a una constante revisión de sus métodos de trabajo.

Hoy más que nunca es necesario elaborar estrategias de marketing para competir con éxito en un mercado casi salvaje. Si eres propietario de una agencia de viajes o vas a montarla en breve, aquí te dejamos unas recomendaciones que te serán muy utíles en tu lucha cotidiana.

La tecnología es vital en este sector de actividad, pero el marketing no le va a la zaga. La demanda aumenta sin cesar y el mercado cuenta con un número de agencias siempre creciendo sin parar. Se captan clientes al vuelo, nunca mejor dicho, por una oferta incréible, por la referencia de un cliente que ha vivido unas vacaciones de ensueño…, pero también se pierden por pequeños detalles que en muchas ocasioneste pasan desapercibidos al tener que atender tantos problemas a la vez.

Tranquilízate: tu sector está en plena ebullición, tras pasar lo peor de la pandemia resurgiréis. Los consejos que siguen son para que no te quemes, para que salves con dignidad el futuro inmediato. ¡Allá vamos!

  1. Contenidos de calidad. Empezamos por lo más básico y genérico. Toda estrategia de marketing, más aún para agencias de viajes, debe cuidar sus contenidos al cien por cien. Además, han de ser completamente originales, lo que no resulta fácil en un sector donde abunda lo “made in yo porque lo valgo”, pudiendo verse audiovisuales y leerse textos de una calidad ínfima. Y repetitivos hasta decir basta. Si tú no te sientes fuerte en este aspecto, no te preocupes, hay empresas y profesionales de la creación de contenidos web que pueden hacer que tus textos e imágenes marquen la diferencia a tu favor entre la nube de competencia en la que te mueves habitualmente. Los contenidos deben servirte para llamar la atención de nuevos targets y para fidelizar y consolidar los clientes antiguos. Recuerda también que aunque la especialización no es mala idea, no debes encasillarte en exceso, lo mejor es dejar un margen para explorar en todo momento caminos no trillados hasta la fecha. A todo el mundo le gusta recibir de vez en cuando una agradable sorpresa, incluso a las personas más clásicas, inmovilistas o tradicinales.
  2. Emociones a flor de piel. Viajar es, fundamentalmente, sentir, sentir desde la fantasía previa del trayecto, antes de comenzarlo, durante el tiempo efectivo del viaje en sí, y a la vuelta del lugar más remoto del planeta o del lindo pueblo visitado el fin de semana pasado. Hay que transmitir a los potenciales clientes que van a vivir una experiencia única, que sus emociones se van a disparar en todos los sentidos. Es lo que se denomina técnicamente marketing de experiencias. En turismo no se venden tangibles, a excepción de los souvenirs en destino, se venden experiencias personalísimas con la pareja amada, la familia, los amigos de toda la vida. De alguna manera, un viaje alberga un poder iniciático misterioso. Ningún viaje es igual a otro. En todo viaje puede suceder de todo. El viaje se hace antes de comenzarlo (el niño que llevamos muy dentro y que jamás nos abandona), durante (con todos los sentidos alerta) y después (contando nuestro relato y reviviendo sus emociones: es el retrogusto amable de la experiencia vivida a tope). Hoy en día, el marketing de experiencias ha de ser totalmente personalizado buscando perfiles de afinidad muy concretos y definidos.
  3. ¡Antes de ir quiero verlo todo! Que vivimos rodeados de imágenes es un lugar común que no precisa de mayor explicación. Para cualquier empresa relacionada con el turismo y más aún para una agencia de viajes, es fundamental abrirse un canal en YouTube. Al parecer, según encuestas realizadas entre un sinfín de turistas y viajeros, seis de cada diez personas han hecho sus viajes por primera vez a través de un vídeo, es decir, han viajado dos veces al mismo destino, una a bordo de su imaginación desbordante y sus expectativas ilusionadas y la segunda ya en la realidad que se ve y se toca. Por tanto, utilizar el vídeo marketing es esencial en una buena y efectiva estrategia pensada para las agencias de viajes. Esta técnica te ha de servir en una doble vertiente, tanto para recrear viajes fantásticos como par recoger testimonios in situ de clientes que quieran hablarte y hablar a todo el mundo de las maravillas vividas en Sumatra, en Siberia, en la Patagonia o en Madrigal de las Altas Torres. También está muy indicado contratar influencers que hayan realizado algún viaje a destinos que ofreces en tu catálogo propio.
  4. App para teléfonos móviles. Si no tienes app para móviles, no te comerás una rosca aunque te gastes millones en publicidad. El futuro es móvil, sí o sí. Más de la mitad de los usuarios y consumidores compra ya directamente desde su teléfono móvil. Una web extraordinaria es muchísimo. Una oficina acogedora es muy importante. Las promociones y ofertas atraen a gente diversa. Etcétera y etcétera. Todo ello es básico, no te decimos que no. Ahora bien, si renuncias a darte a conocer a través de una app especialmente diseñada para pantallas de teléfonos móviles, tus días están contados… Más temprano que tarde, tus ventas irán perdiendo fuerza y más fuerza… Una estrategia de marketing sin aplicaciones para móviles es… una mala estrategia de marketing. Más no te podemos decir. Tú verás…
  5. Redes sociales: donde todo el mundo está. Y como todo el mundo está en las redes sociales, tú no vas a ser menos. Sobre todo, en Facebook. Ahora mismo es vital estar en ella. También en Instagram y Twitter. No a lo loco. No pretendas auparte a la actualidad si nada tienes que aportar. Que lo que digas lo hayas meditado con antelación. No seas un adicto a los likes: hay likes irreflexivos y likes reposados que marcan tendencia poco a poco. La viralidad a toda costa puede ser pan para hoy y hambre para mañana. Desconfía de los subidones debidos a un capricho pasajero. Hacer empresa es complicado, requiere dar pasos pequeños pero seguros, generar confianza cada día, resolver problemas diversos, tener paciencia infinita. La palabra es confianza y no se gana en un instante. Hay followers de una hora y clientes de toda la vida. ¿Por qué alternativa te decantas tú?
  6. Prestigio personal. Antes se llamaba así, prestigio personal, mientras que hoy nos referimos a lo mismo diciendo reputación online. Piensa que no puedes dejar plenamente satisfecho a todo el mundo. Lo importante es que tu conciencia esté limpia y sosegada. Que no hayas engañado a nadie a sabiendas. Que tu ética se mantenga intachable. Las opiniones negativas en toda transacción comercial están a la orden del día. Son inevitables aunque tienes que poner todo de tu parte para evitarlas a toda costa. Sé sincero contigo mismo y con las opiniones que no te sean favorables. Eso sí, no entres en polémicas vanas. Huye de ellas. Piensa que de los errores se aprende mucho. Corrige lo que tengas que corregir. Reconoce que te has podido equivocar. Sé empático pero que no te coman la moral ni el terreno. El cliente siempre tiene la razón pero no siempre la tiene. Aprende a negociar los conflictos: tu capacidad profesional crecerá sin darte cuenta. Una herramienta muy en boga actualmente es Google My Business. ¿No tienes cuenta aún en My Business? Por favor, ábrela ya. A través de My Business te pueden llegar potenciales clientes en los que nunca habías pensado. Maravilloso, ¿verdad? Así es, mas tiene una pega. Los comentarios en clientes podrían ser demoledores. My Business ha encumbrado a los mejores y ha roto reputaciones de la noche a la mañana. Es un riesgo, sin duda alguna. Sin embargo, tú eres de los buenos y crees a pies juntillas en tus propias capacidades. ¡Ve a por todas! ¡Tú puedes!
  7. Big Data. Es lo que se lleva, o sea, datos a lo grande. Big data es un sistema que en el corto plazo lo implementarán la inmensa mayoría de empresas punteras del mundo entero. Es igual el sector de actividad al que se dediquen. Mediante el big data pueden rastrearse millones de datos en poquísimo tiempo. Puedes saber cómo es la gente que visita tu website, que contenidos le interesan, de dónde vienen y adonde van, cuál es su proceso de compra, qué dudas y sugerencias te hacen en los formularios que tienen dispuestos para ello, por qué contratan viajes concretos, etc. Ese acopio fabuloso de datos y su posterior y pertinente análisis puede ofrecerte una radiografía casi perfecta de tu target y de las tendencias que asoman en el mercado. Un sistema de big data no es nada si no sabes qué preguntas hacerle a los datos. Los datos, por sí mismos, son naturaleza muerta que hay que resucitar con un diálogo adecuado e interesante. Los datos no hablan si tú no tienes curiosidad en conocer que guardan en su fría memoria.
  8. Email y SMS. El ciberespacio se ha vuelto tan complejo a una velocidad tan grande y en un tiempo tan reducido que el correo electrónico y los mensajes de texto SMS nos parecen dinosaurios informáticos nacidos hace millones de años. Te lo decimos muy clarito, no prescindas de ambos en tus modernas estrategias de marketing. Si pasas de ellos, cometerás un grave error. Un banco de datos de emails y móviles puesto al día es una herramienta de enorme utilidad en la mercadotecnia aplicada a las agencias de viajes. Está comprobado de modo fehaciente que el email marketing sigue siendo una de las herramientas más eficaces del marketing actual. Estamos hablando, claro es, del envío de correos electrónicos de carácter comercial y personalizado (o mensajes breves SMS) debidamente y expresamente autorizados por los clientes. No nos referimos al molesto spam que termina el el maloliente cubo de la basura. Si redactamos textos sugerentes, atractivos, personalizados y con contendios informativos de calidad, siempre despertaremos la curiosidad de aquellas personas que reciben el email o el SMS. No se trata de mandar mensajitos de chicha y nabo. Piensa lo que vas a decir y que lo que digas tenga sentido… comercial. Lo que marca la diferencia cualitativa es la personalización de los mensajes. No es una estrategia que se pueda llevar a la práctica ya mismo: conocer a tus clientes casi a la perfección requiere tiempo e inteligencia técnica y creativa. Si tienes dudas, déjate asesorar por ideaWeb. Muchas personas como tú ya han dado el paso…
  9. Viajando a… SEO. Todo el mundo tiene en la mente este destino de fantasía pero todavía no se han subido al carro del viaje a SEO. Alguien que no tiene un buen posicionamiento SEO es casi, pues eso, un Don Nadie. Como ya sabrás, aunque nunca está de más volver a recordarlo, la estragia SEO busca mediante keywords o palabras-clave auparte a los primeros lugares en la lista de resultados de Google y otros motores de búsqueda. Tus contenidos, títulos, descripciones, pies de foto, metadata y keywords bien elegidos pueden obrar maravillas. Y no olvides actualizar tus contendios periódicamente: que sean relevantes, que sean originalidades, que aporten puntos de vista e informaciones de utilidad práctica. No rellenes tu web de imágenes ramplonas y de textos tediosos o superficiales. Aunque lo hemos relegadoo a propósito al último lugar de nuestra exposición, el posicionamiento SEO debe permear tu estrategia de marketing como un ingrediente esencial de cualquier plato o acción puntual.

Ya estás servido. Ya sabes mucho más que antes para insuflar aires nuevos a tu agencia de viajes. Si aún vives en cierta penumbra y no te decides… piensa en ideaWeb: trabajamos con personas como tú y haciendo diseño web para agencias de viajes y cualquier otro sector, somos especialistas en diseño web.