Diseño páginas web Madrid, Marketing Online y Diseño gráfico - Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 info@ideaweb.es

El posicionamiento web es una carrera sin descanso. Esto lo sabes bien: una buena estrategia SEO, tanto on-page como off-page, linkbuilding con páginas de mayor autoridad para dar ese empujón que necesitas. Pero hay un conjunto de técnicas en vez de posicionarte lo que consigues es que te penalizan. ¿Habéis visto los documentales en los que hacen prácticas arriesgadas con fuego, altura, etc? que te ponen una nota de advertencia debajo… pues te podríamos decir lo mismo «No hagan esto es su propia casa», por eso te aconsejamos que estas técnicas son las que deberías evitar en pagina web y SEO si estás pensando o haciendo estrategias de posicionamiento en tu página web. Aunque siempre estamos de acuerdo y muy a favor de los experimentos, al menos si que te aconsejamos que no la hagas en una web que te importa mucho o te da de comer.

Las técnicas Black Hat SEO es el enemigo número 1 de los motores de búsqueda. A tal punto que si Google te pilla in fraganti puedes ir haciendo las maletas porque jugar con el lado oscuro del SEO tiene consecuencias. ¿Qué es el Black Hat SEO, por qué Google odia estas prácticas y cómo se clasifican? Estás en el lugar correcto. Así que vamos al tema.

¿Qué es black hat SEO?

El black hat SEO es el conjunto de técnicas que se utilizan para posicionar una página en las primeras páginas de los SERPS (resultados de búsqueda) de forma rápida pasando de las normas de Google a tres pueblos. En otras palabras: buscan alterar los algoritmos, haciendo trampa.

Las páginas que usan Black Hat SEO no aportan contenido de valor, sólo les interesa posicionar la página en un lugar muy visible para obtener el mayor tráfico posible y generar ingresos por medio de publicidad masiva. Hay posibilidades muy altas que contengan malware en su web o propuestas engañosas que terminan engañando a los más incautos.

Google ha aprendido de sus errores. Y a través de su experiencia de todos estos años ha venido aprendiendo a identificar los diferentes tipos de black hat SEO y castigando con mano dura.

Para el motor de búsqueda importa la experiencia del usuario. Y si haces cualquier búsqueda en Google verás que los primeros resultados siempre son los que más contenido útil puedes encontrar.

No confundas Black Hat SEO con Growth Hacking, estás últimas técnicas de crecimiento web podríamos decir que son «picaresca» con Google, son técnicas que podríamos calificar de «grises» una especie de Grey Hat SEO, ya que, consisten en aplicar estrategias técnicas, de contenido y etiquetado por ejemplo que son sabidas que funcionan con Google. Cierto es incluso desde nuestras experiencias y experimentos que algunas técnicas «grey», de repente se han vuelto (por decisión del propio Google) técnicas Black y de repente comienza a penalizarlas, pero eso entra dentro del «juego» y del riesgo que asumes aplicando cualquier técnica SEO, las mejoras SEO en general son manipulación, por mucho que digan algunos gurús que quieren autojustificarse.

Un buen SEO es un pícaro, un manipulador, un estudioso del target al que quiere hackear (Google) y hacerle pensar que su web tienen todo lo mejor para unas ciertas palabras clave y resultados. Los mejores SEOs son personas llenas de sentido común y si salimos fuera de la fiebre del Gurú superstar-seo llena de vendehumos, en la calle trabajando es donde en silencio encontraremos a los mejores SEOs, incluso algunos de ellos no les gusta que les llamen SEO y se hacen llamar webmasters o investigadores del crecimiento web.

¿Cuáles son estas técnicas black hat SEO?

Técnicas black hat SEO hay decenas, todas enfocadas en tratar de engañar a los motores de búsqueda. Pero Fíjate en esta lista que resalta a los más conocidos y que más tardan en aparecer que Google en penalizarlos:

Cloaking

Una de las primeras técnicas, así que ya no se usa (casi) consiste en mostrar un contenido para los usuarios y otro diferente para Google.

Básicamente engañando a Google haciendo creer que la página está bien optimizada pero la verdad es otra. Y al usuario se le envía a otra página que no es rastreada por los buscadores. Sin contenido de calidad y plagada de enlaces maliciosos.

SPAM

El SPAM es una de las técnicas black hat SEO más molestas para los usuarios. Consiste en poner cualquier comentario en blogs o redes sociales que incluya la URL hacia su web. No aporta valor y cuando se mezcla con Clickbait suele ser más tóxica todavía.

Clickbait

Hace años era muy normal ver títulos del tipo: “Cuando veas lo que este hombre hizo en su casa ¡no lo podrás creer!” eran sensacionalistas y los usuarios por mero cotilleo hacían clic.

Esto terminó aburriendo a los usuarios, además de ser una ruleta rusa: siempre solían llevarte a páginas con thin content plagada de anuncios y pop-ups de los más molestos. Esto aún a día de hoy se continúa haciendo al final de muchos post solo porque pagan al dueño de la web por su publicidad y lo que es mejor, en muchos periódicos supuestamente «nobles» nos revientan a los usuarios a publicidad cutre y spamera.

Keyword Stuffing

La palabra clave es importante, es lo que los usuarios utilizan en el momento de hacer sus búsquedas. Pero en un uso excesivo, exagerado cuyo contenido se enfoca en repetir esa palabra una y otra vez  con el propósito de resaltar sin aportar valor, es penalizado.

Contenido oculto

Ocultar enlaces de texto dentro de la página a “simple vista” es otra técnica black hat SEO tan antiguas como Google. Por lo tanto es la primera que cae. Un buen ejemplo sería ocultar los enlaces usando el mismo color de fuente que el de fondo, tener un tamaño de letra minúsculo. A simple vista el usuario no lo ve. Pero si usas el ratón para seleccionar verás que no hay un espacio vacío como creías.

También se usaba el código base de la propia página, ocultando los enlaces en el código CSS o Java.

Compra venta de enlaces

Si bien Google no te penaliza por tener Backlinks por parte de páginas con gran Autoridad o Page Rank, le desagrada la deshonestidad de ir a un mercadillo y comprar los enlaces. Incluso de páginas que no tienen que ver con tu nicho.

A Google le gusta posicionar páginas que se han ganado ese derecho a pulso, con constancia y trabajo duro. No con mal patrocinio.

Sobre optimización en los anchor text

El Anchor Text es fundamental para el Linkbuilding, puede usarse de modo interno y externo, pero cuidado. Exagerar con la cantidad de enlaces salientes y entrantes de la noche a la mañana despierta las alertas de Google, considerando que puedes estar comprando enlaces.

Redirecciones 301 para vender tráfico

Las redirecciones 301 son es una práctica Black Hat SEO muy habitual en páginas de descargas. Ya sean programas, películas, etc. Venden tráfico a otras páginas web gracias a una redirección 301 que hacen en alguna parte de sus páginas web. Usualmente en los botones de descarga, es por esto que hay media docena donde sólo debería haber uno y elegir el correcto es una apuesta.

Link Farm

Consiste en intercambiar enlaces entre cualquier página, sin importar si comparten la misma temática o no. Forma parte de la compra-venta de enlaces.

SEO negative

Esta técnica es la más deshonesta de todas porque se enfoca a perjudicar a la competencia, algunas formas es hablando mal de ella (el clickbait aquí es la primera línea ofensiva), envío masivo de backlinks de mala calidad, influyendo en su Page Rank o enviando SPAM.

Conclusión

A Google le gusta el trabajo honesto, el contenido de calidad y una competencia sana además justa. De hecho no le interesa el hecho que exista una competencia por el aclamado primer lugar de las SERPs. Implantó el Page Rank para dar una mejor experiencia al usuario.

El SEO cambia debido a estas prácticas deshonestas que han cambiado para adaptarse a las nuevas normativas. Además influye en los gustos del usuario y no sería sorpresa que otras técnicas que conoces hoy día como buenas, sean tergiversadas y convertidas en Black Hat seo el día de mañana.

Estar atentos a lo que le gusta a Google y lo que no. Qué funciona para él y qué considera que no aporta valor a tu contenido. Es un flujo constante de modificaciones pero el esfuerzo valdrá  la pena cuando veas tu página web en la primera página de los SERPS.