Tlfs: 91 494 45 24 - 608 408 159 - Creando paginas web desde 2001 - Diseño web, Diseño gráfico, SEO y SEM info@ideaweb.es

Puedes mejorar las analíticas de tu web con estos consejos porque Google Analytics es una herramienta fundamental para conocer los datos comerciales reales y la rentabilidad a corto, medio y largo plazo de una empresa.

Tiene utilidad inmediata en las estrategias de marketing online. Su configuración es intuitiva y sencilla. Ofrece informes en texto, tablas y gráficos.

 

Que es lo mejor de Analytics

Los puntos fuertes de Google Analytics son:

  • Tasa de conversión
  • Informes en tiempo real
  • Tomas de decisión rápidas
  • Tasa de rebote
  • Tiempo medio de permanencia en tu web o blog
  • Audiencia, público-objetivo y targets segmentados: ubicación geográfica, sexo, edad, etc
  • Conductas de navegación
  • Posicionamiento SEO.

 

Puedes utilizar Google Analytics vinculándolo con tu cuenta de correo electrónico de Gmail.

 

Errores y malas prácticas Analytics

Google Analytics te puede dar mucho, sin embargo hay errores y malas prácticas que debes evitar a toda costa.

  1. No interpretar bien los análisis. Mucha gente no revisa los datos con cuidado, esmero y detalle. Pasan por ellos de puntillas, de forma veloz y acrítica. Familiarizarse con Google Analytics lleva su tiempo. Sé paciente. Estudia a fondo sus potencialidades: una a una.
  2. Trabajar a través de configuraciones incorrectas. Es un error muy habitual. Google Analytics se divide en tres espacios perfectamente delimitados. Cuenta se refiere a la marca, razón social o empresa matriz de un grupo. Cada sitio web o blog de una misma empresa o profesional autónomo debe activarse en la sección Propiedad, esto es, a cada web o blog se le asigna una Propiedad. En el espacio Ver están todos los filtros personalizables a implementar ad lib siguiendo las instrucciones de Google Analytics. No busques atajos, camina paso a paso, llegarás más lejos.
  3. No olvides el código de seguimiento para check-in. Cada página tiene su propio código de análisis. Es demasiado frecuente aplicar códigos que no corresponden a la página elegida o seleccionada. De este modo se obtienen resultados falsos. Mucho ojo con esta advertencia. Parece inocua pero no lo es. Instalar Analytics correctamente es esencial.
  4. No filtrar el spam. Google Analytics no puede elidir este tipo de contenidos. Por ahora. Al parecer, el 5 por ciento de todo el contenido que circula en la actualidad por el universo internet es considerado malware o de reputación negativa. Tenlo en cuenta a la hora de interpretar tus análisis web.
  5. Hacer uso de UTM de manera incorrecta. UTM es la gestión unificada o monitoreo del tráfico web hacia tu página o blog. Es, ni más ni menos, una etiqueta que se añade a tu URL para saber de dónde proviene cada visitante. Resulta muy útil para mejorar el posicionamiento orgánico SEO y el seguimiento de impacto de anuncios y campañas puntuales de mercadotecnoa digital.
  6. No definir objetivos concretos de modo claro y simple. Esta mala práctica incluye también el no seguimiento de eventos e interacciones con tus visitantes (pierdes datos preciosos de comportamiento psicológico de tus potenciales clientes) y una configuración ineficaz o insuficientes de tus transacciones vía comercio electrónico. Google Analytics es de uso intuitivo pero debes poner algo de tu parte para dominar su amplia gama de funcionalidades y utilidades.
  7. No discriminar análisis entre dispositivos móviles y ordenadores tradicionales. Si no se configura de forma adecuada, los datos que aportan los informes de Google Analytics mezclan resultados procedentes de PCs, smartphones y tablets. Todo revuelto arroja análisis menos fiables.
  8. Tasa de conversión. Hay que personalizarla debidamente. Google Analytics no la realiza por defecto.
  9. Velocidad de carga. Es preciso conocer cómo carga tu web en diferentes dispositivos. Este dato es fundamental para mejorar tu tasa de rebote y para optimizar al momento tu estrategia de posicionamiento SEO en Google y los principales motores de búsqueda.
  10. Comparar siempre datos homogéneos. No hay que mezclar churras con merinas. No hay que comparar nunca los datos de ventas de días festivos y días laborales; tardes con mañanas; verano con invierno; periodos de rebajas con temporadas regulares; establecimientos situados en localidades de alto poder adquisitivo con tiendas en barrios deprimidos, etc.

 

Sacar el máximo partido a Google Analytics no es tan facilón.

Tú puedes y si quieres más calidad, ven a ideaWeb.